La Escuela de Participación (EP) es una iniciativa del Ayuntamiento de Portugalete que nace del Encuentro Ciudadano “Tenemos que hablar” celebrado el 6 de octubre de 2012 y el posterior Reencuentro Ciudadano “Tomando medidas” celebrado el 24 de abril de 2013. De acuerdo con el interés municipal en promover nuevos cauces de relación entre ciudadanía e institución surge con vocación de ser vínculo entre la política municipal de participación y la acción concreta.

 

Ideas básicas del concepto “escuela”

 

Como “escuela” se encargará de hacer pedagogía de la participación y de poner en orden todo lo realizado y aprendido en esta materia desde entonces, organizar cursos, talleres y eventos relacionados con la participación pero también contribuirá con experiencias piloto de implantación y se encargará de estar al tanto de recoger buenas prácticas en esta materia, sobre todo en el ámbito de la Administración Local. Nace con la intención de utilizar recursos ya disponibles. Se coordina desde el Área de Participación e Innovación Social y se gestiona mediante el “equipo frankie”, un colectivo amplio de profesionales procedentes de diversas áreas del Ayuntamiento, quienes impulsan en sus respectivas zonas de influencia las prácticas participativas. Se elabora anualmente un plan director que sirve para marcar las prioridades y traducirlas a estrategias, objetivos, acciones e indicadores. La EP pondrá “orden” en la participación y hará pedagogía de ella para facilitar un aprendizaje que conduzca, en la medida de lo posible, a experiencias positivas. Asume, no obstante, lo complejo del asunto y la necesidad de moverse en términos de experimentación creativa.

Objetivo de la participación impulsada desde la Escuela: resolver problemas de la ciudadanía y conseguir mejorar su calidad de vida. Fuente: Albert Serra

Esquema de la EP en Portugalete