Calle / Plaza:
Aviso / Sugerencia: La última muerte de un perro en Portugalete por negligencia y las constantes quejas tanto de dueños de perros por persecución como de ciudadanos por la (no) recogida de heces pone de manifiesto que es necesario atajar los problemas de convivencia desde un punto diferente al de las multas y los vigilantes no preparados. Es necesario contar con un educador canino homologado que pueda formar a la gente que trabaja con animales, ayudar a los ciudadanos en la educación de sus perros y concienciar mediante charlas y cursos, a niños y jóvenes en la responsabilidad y cumplimiento legal que exige la tenencia de una mascota así como favorecer la adopción de los perros propiedad del Ayuntamiento. Es hora de poner soluciones reales para fomentar el respeto y la convivencia entre mascotas y vecinos en la Villa.

Volver al mapa participativo

¿Quieres que tu voz se escuche? Tienes que acceder para comentar